<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=335150731016649&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cuatro claves para un buen almacenamiento del vino en casa

Si estás comenzando en el mundo del vino y quieres mantener tu primera colección en el mejor estado posible, échale un vistazo a estos 4 consejos de cómo guardar el vino en casa y cuidar los aromas y sabores que guardan tus botellas.



1. Mantén una buena temperatura Grupo 266

El calor es el enemigo número uno de los vinos. Las temperaturas de más de 21 grados añejan a un vino mucho más rápidamente de lo normal, y si está expuesto a una temperatura aún más alta que eso, arriesgas perder los aromas y sabores que lo conforman, resultando en un desvanecimiento total.


Grupo 2672. Aléjalo de la luz

Cualquier filtración de luz solar puede implicar un problema mayor cuando se trata de planificar el almacenamiento de vinos que mantendrán en bodega por meses o años. Los rayos ultravioleta (UV) pueden degradar y añejar el vino prematuramente, siendo una de las razones por las que las viñas utilizan botellas de colores, que vendrían a ser los “anteojos de sol” del vino. Mientras que la iluminación artificial normal de tu casa no dañará los contenidos de tu preciada botella, la luz solar o las luces fluorescentes, pueden emitir pequeñas cantidades de rayos UV que generan daño tras varios meses o años.

Descargar Mini Ebook



Grupo 2683. La importancia de la humedad

A la hora de almacenar vinos de la manera correcta, uno de los puntos más importantes es asegurarse de tener un entorno con los niveles correctos de humedad. Si guardas tus vinos en un lugar extremadamente seco, esto puede llegar a secar los corchos y eventualmente oxidar el contenido de la botella. Para asegurarse de mantener todo bajo control, puedes dejar un bowl con agua en el lugar donde guardas tus botellas de vino, lo que ayudará a evitar la sequedad del ambiente.



Grupo 2694. Busca el lugar correcto

Si no cuentas con espacio especializado o algún tipo de sistema de almacenamiento con una temperatura controlada en la que puedas guardar tus vinos, una repisa con una buena temperatura puede servir bastante bien, siempre que no esté en la cocina, donde los grados podrían elevarse al momento de cocinar..

Si tienes una bodega libre, por ejemplo, puedes adaptarla para almacenar tus botellas, pero no consideres lugares como entretechos, estacionamientos techados o por sobre tu refrigerador, ya que son lugares donde no se mantiene una temperatura estable.

Siempre mantén las botellas horizontales: al hacerlo, el contenido líquido siempre estará en contacto con el corcho y evitará que se seque. En el caso de las botellas con tapa rosca, no es necesario contar con esta precaución, por lo que pueden ubicarse de la manera que estimes conveniente.

Descargar Mini Ebook

También te podría interesar

Aunque en el Viejo Mundo los vinos se clasifican por su lugar de origen más que por las variedades que lo componen, en ...
Continuar leyendo
Vinos Veramonte Rosé Vino Blanco

Vino rosé con qué se acompaña y cómo es

Refrescante, versátil y frutal. Esta variedad se adapta muy bien a distintas preparaciones y está muy lejos de ser ...
Continuar leyendo
Vinos Maridajes Vino Blanco Vino Tinto Tips de vinos

Cómo elegir quesos para acompañar cada cepa

Poner quesos y vinos juntos de manera exitosa es un poco más difícil de lo que podría parecer a simple vista. Ambos se ...
Continuar leyendo